Búsqueda personalizada

20 de septiembre de 2011

Consejos para ganarle al cansancio



Disponer de energía suficiente a lo largo del día es uno de los anhelos más grandes de casi todas las personas. Por el estilo de vida que se lleva en la actualidad algunas veces podemos terminar gastando muchas más energías de las que tenemos a nuestra disposición, lo que puede llevarnos a sufrir de cansancio crónico. Las causas de cansancio más frecuentes que se encuentran en la actualidad son la falta de sueño, una dieta inadecuada, resfríos y gripes frecuentes, alergia, anemia y diabetes. En casos graves, por lo demás, puede estar asociada a otros trastornos como el cáncer.

Antes de probar cualquier remedio natural contra el cansancio es muy importante introducir algunos cambios en la dieta que, probablemente, nos ayuden a eliminar por completo nuestros síntomas sin la necesidad de recurrir a ninguna otra cosa. Se recomienda evitar, en todo momento, las comidas muy abundantes. Lo más indicado sería prescindir de harinas refinadas, azúcar y carnes en general. Para reemplazar estos alimentos se puede incorporar una mayor cantidad de frutas y verduras, legumbres y panes y cereales integrales.

Una preparación muy útil contra el cansancio es la del siguiente vino. Hay que mezclar, en 1 litro de vino tinto, 25 gr. de romero, 25 gr. de salvia y 2 ó 3 cucharadas de miel. Poner todos los ingredientes (menos la miel) a calentar a baño María por unos 25 minutos. Colar y agregar la miel. Se debe tomar una copa pequeña de este vino antes de cada comida.

El ginseng, por otra parte, es un suplemento natural muy útil para disminuir los niveles de estrés y el cansancio general. Si preferimos un remedio natural en la tina podemos probar el baño de sal. Hay que agregar 1 kg. de sal marina en la tina con agua tibia. Permanecer en una posición cómoda por no menos de 10 minutos.



Remedios naturales contra el cansancio

El cansancio y la fatiga crónica son síntomas muy comunes del estilo de vida que se lleva en las grandes ciudades de la actualidad. Muchas veces se atribuye el cansancio a la falta de sueño o a digestiones demasiado pesadas, pero lo cierto es que esta afección en ocasiones tiene un origen distinto. Cuando se modifican los patrones de sueño poco saludables y se regulariza la dieta puede que aún queden resabios de cansancio que no se sabe cómo eliminar. Es en estos casos en los que se recomiendan los remedios naturales contra el cansancio, métodos que además no tienen ningún efecto colateral.

La manera más práctica de reducir el cansancio diario es buscando remedios naturales con un buen poder energizante. Un sistema que da excelentes resultados es el de beber un zumo de naranja, limón y manzana (todo combinado) por las mañanas y en ayunas. Después de esta bebida se puede desayunar (aunque se recomienda hacerlo de forma liviana y después de que haya transcurrido una hora desde el momento en que se bebió el zumo). En general, cualquier desayuno a base de frutas tiene un alto poder energizante por su elevado contenido en azúcar (se recomienda no mezclar frutas dulces –como el plátano- con frutas cítricas o ácidas –naranja, pomelo, etc.). La práctica del yoga y la meditación, por lo demás, ofrecen excelentes beneficios para eliminar el cansancio acumulado.

Algunas hierbas medicinales, como el ginseng poseen excelentes propiedades mejoradoras del estado de ánimo. El regaliz, la raíz de angélica, el comino y la salvia también ofrecen numerosos beneficios para los que desean combatir el cansancio con remedios naturales. Una buena infusión es la de menta y cola de caballo. Se prepara con 30 gramos de cada una de estas hierbas por cada taza de agua. Se lleva la mezcla a hervor, se deja reposar y se cuela. Beber una taza al día.



5 causas de la bajada de energía o cansancio


Hay muchas razones que pueden dar lugar a la falta de energía, desde estar realizando una dieta o no hacer la dieta adecuada, mala alimentación, malos hábitos de vida hasta muchas otras razones.

Aquí te comentamos 5 causas que pueden dar lugar al cansancio:

La rutina, el trasnoche, la depresión. La depresión es una situación que se está propagando mucho entre muchas personas y que puede dar lugar, entre otros muchos síntomas, al cansancio. El trasnochar o la rutina del día a día llevan también a una situación de cansancio generalizado.

La edad. Con la edad y los años las personas se empiezan a sentir menos ágiles y también más cansadas, situación que avanza conforme pasan los años, y situación que se puede remediar en parte con una buena alimentación. No solamente se puede producir el cansancio por una situación física conforme la edad sino también por condiciones psicológicas de la rutina, el dejar de trabajar, el aburrimiento o no tener qué hacer.

La menstruación o menopausia. Durante estas etapas de la mujer, debido a las hormonas, la mujer puede sentirse más cansada y con más desgana, sobre todo en el caso de la menstruación una semana antes de que se dé lugar.

La estación del año. Invierno y otoño son las épocas que más te ofrecen una tendencia al cansancio, probablemente por el tiempo que suele haber durante esos meses, pero sobre todo también porque los días son más cortos.

La mala alimentación. Por supuesto, una dieta pobre y desequilibrada, que no tenga los componentes necesarios para darte energía puede dar lugar a un bajón de tu estado de ánimo y por tanto a la falta de energía que da lugar al cansancio.

Hay muchas causas que pueden llevar al cansancio general o localizado, sin embargo existen remedios que pueden ayudar a combatir ese cansancio, y uno de ellos es una buena alimentación rica en vitaminas y equilibrada.


Dieta para combatir el cansancio

A la hora de planificar una alimentación para mantener la energía del cuerpo y combatir el cansancio, debes tener en cuenta cuáles son los elementos y los alimentos que te ayudarán a prevenir la fatiga y a mantener tu cuerpo en correcto estado físico y mental. La alimentación es una parte muy importante en una dieta para combatir el cansancio para mantener un buen estado de ánimo y prevenir la fatiga.

Algunas de las vitaminas y elementos elementales para prevenir el cansancio son:

  • Vitamina B1, Vitamina B3. Mejoran la circulación de la sangre.
  • Vitamina B6. Ayuda a formar la hemoglobina.
  • Vitamina B2, Vitamina B12. Previene la anemia que da lugar al cansancio.
  • Vitamina E. Es antioxidante.
  • Vitamina C. Es antioxidante. Se recomiendan al día para reducir el cansancio 80 mg de vitamina C (naranja, pomelo, zumo de naranja, kiwi).
  • Calcio. La falta de calcio puede dar lugar a fatiga. Se recomiendan 900 mg diarios (leche, yogur, queso blanco), que además necesitan de vitamina D para absorberlo.
  • Hierro. Influye en el estado de ánimo. Se recomiendan 10 mg hasta 20 mg al día. Lo encuentras en lentejas, hígado de ternera, habas, pasas, chocolate negro.
  • Yodo. Ayuda a mantener la actividad física y mental. Lo puedes encontrar en sal yodada y algas.

Alimentos que no deben faltar en tu dieta para el cansancio son, entre otros: 2 litros de agua mineral diarios, lentejas, soya, verduras con hojas verdes, cereales integrales, avena, germen de trigo, frutas.

Una buena alimentación, unas distracciones en la vida y una vida más activa te ayudarán a prevenir el cansancio o la fatiga que puede apoderarse de ti.


Fuente blogdefarmacia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada